El altramuz es una proteína vegetal y es una excelente alternativa a la carne por su alto contenido proteico y su buena calidad proteica. Además, es rico en fibras dietéticas saludables y casi no contiene grasas. Además, el altramuz tiene la propiedad especial de ligar el nitrógeno del aire y así enriquecer el suelo. Por lo tanto, no se necesita abono (artificial) para cultivar este cultivo. Además, a diferencia de la soja, que agota el suelo, el altramuz mejora el suelo. La fertilidad del suelo aumenta con el cultivo de altramuces.

Por lo tanto, el altramuz no solo es un placer para la vista, sino también para el suelo.