La isomaltulosa es una fuente de energía de liberación lenta que proporciona la energía deseada para la actividad física de una manera más constante y, por lo tanto, es ideal para usar como nutrición deportiva.